KANKU SHO

Todo Artista Marcial que se precie de serlo, sabe que Kata significa «forma» en su sentido más literal del termino y que es un ejercicio compuesto por una serie de técnicas de ataque y de defensa preestablecidas, que se dirigen hacia uno o varios adversarios imaginarios. También sabemos que en los Katas se encuentra la verdadera esencia del Karate, estos guardan la tradición de las diversas escuelas y fueron creadas por Grandes Maestros transmitiéndonos el verdadero conocimiento de este noble, bello y maravilloso Arte Marcial.

A través de los años de práctica y tras haber repetido los diferentes Katas, hasta la saciedad, nos encontramos que siempre hay una, con la que nos identificamos más que con cualquier otra, probablemente eso se debe a la adaptación de nuestra personalidad y espíritu específicamente con ese Kata.

Este es mí caso con el Kata KANKU-SHO, la historia nos habla que posiblemente fue creada por el maestro Itosu, también se llamó KUSHANKU, tomando como referencia KANKU-DAI, parece ser que también creó un tercer Kata llamado SHIHO KUSHANKU que es un extracto de las dos anteriores, pero que por alguna razón, que desconocemos, no ha llegado hasta nosotros.

KANKU-SHO es uno de los Katas más representativos de nuestro método SHOTOKAN. Su significado: «Mirando al cielo pequeño»

KA = Mirar – observar

KU = Cielo

SHO = Pequeño

Eso es lo que conocemos oficialmente de este o de cualquier otro Kata. Lo que realmente tenemos que preguntarnos es, ¿por qué hemos conseguido identificarnos más con este y no con otro?

En mi caso está muy claro, KANKU-SHO es un kata que cuando la ejecuto me ayuda a apartar mi mente de pensamientos y vivir el kata en toda su esencia, tanto extrínseca (a través del ejercicio físico), como intrínsecamente (ayudándome a encontrar mi verdadero ser).

En su parte externa es un Kata poderoso, ya desde el comienzo con tres morote ukes en posición Kokutsu-dachi en tres direcciones diferentes, comenzamos a sentir el poder y la energía (ki) que tendremos que utilizar para realizarla lo más dignamente que podamos.

Una de las cualidades de este Kata, son los constantes cambios de ritmo que se suceden continuamente y la variedad de posiciones básicas que la integran, tales como la anteriormente mencionada Kokutsu-dachi – Zenkutsu-dachi -Kosa-dachi y Kiba-dachi.

Otra de las dificultades y a la vez desafiante característica de este Kata son los dos saltos que hay que realizar, el primero de ellos TENSHIN TOBI GAESHI, para caer en Kokutsu-dachi Migi Chudan Shuto Uke y el segundo JODAN TOBI ASHI BARAI – TOBI USHIRO GERI, para caer en Ryote Fuse y finalizar con dos técnicas básicas en Zenkutsu-dachi Uchi Uke y Oi suki, debiéndose demostrar fuerza – potencia – poder de penetración y Kimé.

En cuanto a su parte interior, es un Kata que te ayuda a aislarte totalmente del mundo exterior y penetrar en tu propio YO, son momentos en los que no cuenta nada en absoluto, salvo el propio Kata, produciéndose Musotoku (el desapego) en primer lugar y, posiblemente kokoro (la presencia del corazón).

No se está haciendo un Kata, uno es parte de ella, son instantes en los que se puede vivir y sentir el aquí y ahora (De-Ai). Con una sola vez que se sienta es suficiente para mantener el ánimo y continuar con constancia, perseverancia y espíritu la práctica de este noble Arte Marcial llamado KARATE.

Jaime Bosch Oliva