En KANKU DAI encontramos uno de los katas más representativas dentro de Shotokan. Es el segundo kata shitei, junto con JION, y por tanto uno de los katas que todo alumno de SHOTOKAN debe conocer (y sufrir).

Dicen que KANKU DAI era el favorito de FUNAKOSHI, y por tanto el que él eligió para demostrar ante el Príncipe Emperador Hirohito en 1922. Con tanta historia y leyenda, este kata cuenta con un sinfín de anécdotas y curiosidades. Entre ellas su origen y sus cambios de nombre. Historiadores del karate, relatan que su nombre se debe a la visita a finales del siglo XVIII a Okinawa del diplomático chino y experto en técnicas de lucha china KUNG SIAN CHUNG. Otros piensan que fue su alumno okinawense Sakugawa o incluso el alumno de este último, Matsumura Sokon, los que lo crearon y nombraron en honor al diplomático. Los caracteres chinos del nombre del diplomático chino se leen como KU SHAN KU en Okinawa, y por tanto este se adopta como primer nombre del kata. Cuando Funakoshi lo “exporta” a Japón, modifica su pronunciación una vez más para así disimular el origen okinawense de su karate y ser mas “aceptado” en Japón. El kata se denomina ahora KOSHOKUN, nombre aún utilizado por la escuela Shito Ryu. Donde nadie se pone de acuerdo es cuando el kata adopta el nombre de KANKU (mirada al cielo). Dicen que fue el maestro ITOSU quien modificó KANKU y creó Kanku-Sho mas afín su estilo. En ese momento se denomina la antigua Kanku como KANKU-DAI (gran Kanku).

Este kata de 65 movimientos y de unos 90 segundos de duración contiene muchas de las técnicas que observamos en los katas Heian, y hay quien lo considera como el “kata madre” de las mismas. Es un kata aparentemente básico y sencillo pero no hay duda de que a mitad de la misma no hay quien cuestione su dificultad técnica y exigencia física. En este kata se realiza un nidan-geri, técnica difícil de realizar correctamente y técnica que ha dejado a más de uno de nosotros tremendamente decepcionado en su ejecución.

Su elección como kata shitei nos ha recordado la importancia histórica y simbólica de este kata dentro de la escuela Shotokan, por tanto debemos como alumnos descubrir y sufrir todo aquello que este kata pretende enseñarnos.

Suerte.

Gustavo Reque Rydberg