Si has leído los escuetos cinco apartados anteriores, convendrás conmigo, que el karate como deporte cumple con todas y cada una de las condiciones para ser considerado Olímpico. Especialmente en los apartados 2 y 4, cada exigencia es cumplida con generosidad y amplitud.

En los Gimnasios de Karate, (Dojo, para los no iniciados), existen unas reglas que cuelgan de cuadros expuestos en las paredes de honor; se denominan en Japones “dojo kun”. Son los principios filosóficos que rigen la práctica del karate. Si comparamos estos preceptos con las “Ideas filosóficas del Olimpismo”, veremos que ambos contienen el MISMO ESPÍRITU. El Olimpismo y el Arte Marcial son vehículos diseñados por mentes de orientación pacífica con el objetivo de mejorar la especie humana. Puede ser una utopía, pero la intención es bonita. Humildemente y con todo mi respeto, no veo en el “break dance”, el skate o el “surf” la misma esencia. Veo, más bien un “espíritu progre” que quiere romper con la tradición. Estas actividades son de divertimento; unas callejeras, otras playeras y todas comerciales. Tampoco tienen una estructura federada consolidada. No hablamos de la dificultad física o técnica, esto está fuera de toda duda que lo tienen; hablamos del ESPÍRITU Y LA ESENCIA.

Un DEPORTE-ARTE, como EL KARATE, reúne a 100 millones de licencias en el mundo entero, contra 30.000 escasas del break dance y del skate, tiene una tradición de más de cien años y es una práctica deportiva que se puede mantener toda la vida –no creo que ningún break dancer o un skater dure practicando hasta los 70 años de edad–. Si la decisión de; no admitir el karate con estatus olímpico, y; sí admitir estas modalidades coloridas, divertidas y “fasionables”, entonces estamos asistiendo al principio de una DENIGRACIÓN MEDULAR de los principios fundamentales de la CARTA MAGNA. De seguir así, pronto el OLIMPISMO CON MAYÚSCULA se transformará en una especie de Circo del Sol. Entretenido, sí. Técnicamente complejo, sí. Pero no OLIMPICO.

¿Cuál sería la solución?

¿Podría crearse unos Juegos, con estatus de DEPORTES OLÍMPICOS EXCLUSIVAMENTE PARA LAS ARTES MARCIALES? Estos se celebrarían en fechas diferentes a los Juegos de Invierno y de Verano: Juegos Olímpicos exclusivos para Artes Marciales.

Esto ya se hizo con los Juegos de Invierno.

Los Juegos de Invierno se celebraron por primera vez en el año 1924 (Paris). Desde entonces se han llevado a cabo cada cuatro años, como los de verano, hasta que en el año 1994 (Lillhemmer) se cambiaron las fechas intercalándolos con los de Verano – hay dos años de diferencia entre los Juegos de Verano y los de Invierno–.

JUEGOS OLÍMPICOS DE PRIMAVERA DE ARTES MARCIALES

¿Sería esta una posible solución?

142624814_2845788269002728_3308164900663318953_o