Decimos que una persona es superdotada, cuando su coeficiente de inteligencia (IQ) está por encima de 100. Una persona diagnósticada como superdotado tiene un IQ de al menos 130. Se ha estimado que el 2,2 % de la población es superdotada, aunque en la actualidad se debe especificar qué tipo de inteligencia estamos determinando. Algunos estudios exploran hasta siete tipos de inteligencia: lingüística, lógico-matemática, espacial, musical, SOMATOSENSORIAL, CINESTÉSICA, interindividual e introspección. Se ha demostrado científicamente que cada niño puede tener dos áreas de especialización.

Cuando se ha detectado un niño superdotado en un dojo de karate, seguramente estamos hablando de un niño que destaque en inteligencia cinestésica y somatosensorial.

Como responsables de la educación física por medio del Karate, el concepto del DO toma aquí toda su potencia educadora –lo cual fue el origen del karate desde sus inicios– . Debemos tomar conciencia de que el karate deportivo empezó por los años -50 de la mano del hijo de O Sensei Funakoshi (Yoshitaka), pero hasta entonces se enseñaba como una asignatura mas del programa de Educación Física de los colegios en Japón. Aquí está la clave de cómo enseñar a un alumno superdotado. La enseñanza del DO.

El niño superdotado presenta VENTAJAS Y DESVENTAJAS por lo que su educación debe ser muy cuidada. Por un lado EL PENSAMIENTO ES MÁS CREATIVO, más complejo, más emocional, pero al mismo tiempo es más difícil de organizar y estructurar. SE ABURREN con las rutinas del entrenamiento repetitivo. Estos niños van a entender de forma rápida el razonamiento de una explicación de una combinación técnica y lo van a hacer con un PENSAMIENTO CRITICO muy desarrollado. Pero, pueden obstaculizar o incluso molestar a los demás del grupo. Estos niños tienen un NIVEL ALTO DE EMPATÍA y puede que no entiendan “por qué los demás no entienden”, esto puede provocar un cataclismo emocional y envidias en el grupo. Tienen una MEMORIA EXCEPCIONAL y poseen una curiosidad insaciable lo cual les hace muy sensibles a la injusticia –“eso ya me lo se, quiero saber más y el sensei no me lo enseña ¡que injusticia!”–. Están PLETÓRICOS DE ENERGÍA y , a menudo, no necesitan dormir mucho. CUESTIONAN TODAS LAS REGLAS por su necesidad de entenderlo todo lo cual les produce un gran placer, pero en caso contrario frustración.

Cuando se ha detectado que el alumno es POSITIVAMENTE UN SUPERDOTADO, una vez haya alcanzado un nivel de perfección suficiente durante las clases regulares de dojo, será el alumno que lleve la función de “SEMPAI”: será el que haga los saludos al iniciar la sesión y al finalizar, se le utilizará para demostrar las técnicas a los demás, se le dejará que mande los comandos verbales. Permitir que enseñe katas o técnicas a alumnos de más bajo KYU le dará una responsabilidad muy divertida para él (la transferencia). El “MOKUSO EN SEIZA” es un útil de introspección mental fundamental así como sesiones de meditación ZEN.

 

La información de la FILOSOFÍA Y CULTURA DEL KARATE-DO le abrirán un enorme campo en los misterios del karate como arte, que solo podrá regarse SI EL SENSEI ES UN APLICADO JARDINERO. La responsabilidad del sensei de formarse cultural y filosóficamente es muy importante, de no ser así el karate bajara el nivel al de cualquier otro deporte. Recuerden que la palabra “DEPORTE” viene de “deportar”, es decir, sacar de adentro hacia afuera; mientras que “DO” se refiere al camino de afuera hacia adentro. Esto no se lo enseñarán nunca en el colegio.

Como RESUMEN podemos decir: que los maestros de karate tenemos una gran responsabilidad pedagógica; una posibilidad muy grande para transferir nuestros conocimientos y experiencia vitales; la fortuna de mejorar la salud física y mental de los alumnos y, en el caso que concierne este artículo: la enorme suerte de poder canalizar la inteligencia de un superdotado que no te olvidará nunca en su vida. PRONTO SE DARÁ CUENTA DE LO QUE ESTÁS HACIENDO Y HAS HECHO POR ÉL.

 

Gracias por la inspiración Manuel Serralbo.
PD: ¿Te acuerdas la última frase del artículo, “La Tensión y el DO”? Esas son el tipo de frases que educan a un superdotado. Ya tienes un trabajo de cotejo.

Por, Gustavo A. Reque
Experto Universitario en Inteligencia Emocional.