1. DOJO KUN ORIGINAL

Gustavo A.Reque 8º Dan RFEK

 

¡ Hitotsu ! Jinkaku Kansei ni Tsutomuro Koto.

¡ Hitosu ¡ Makoto no Michi o Mamuru Koto.

¡ Hitosu ! Doryu no Seichin o Yashinau Koto.

¡ Hitotsu ¡ Reigi Omonzuru Koto.

¡ Hitotsu ¡ Kekki no Yu o imashimuru Koto.

 

Estas reglas del dojo fueron prescritas por el maestro de karate Okinawense, Sakugawa Shungo. Esta basado en el dôjô kun chino, que se remontan a los tiempos de Bodhidharma (Daruma)s.VI dC. Literalmente se traduce como se lee a continuación:

 

¡Primero, buscar la perfección del carácter!

¡Primero, seguir el camino de la verdad!

¡Primero, cultivar el espíritu de esfuerzo!

¡Primero, apreciar la etiqueta!

¡Primero, reprender la ira y fuerza bruta!

 

DÔJÔ KUN DEL MAESTRO FUNAKOSHI

El Maestro Funakoshi hace unas pequeñas variaciones y lo escribe según se lee a continuación:

 

¡ Primero, Persigue la perfección del carácter!

¡ Primero, Defiende el camino de la verdad !

¡ Primero, Esfuérzate por lograr la excelencia !

¡ Primero, Muestra siempre cortesía!

¡ Primero, Mantente alejado de las conductas violentas !

 

 

Posteriormente otras escuelas adaptan la traducción según las idiosincrasias:

 

JKA                                               SKI                                          OTRAS ESCUELAS

 

Buscar la perfección del carácter                    Esforzarse por la perfección del carácter     Intentar la perfección del carácter

Ser fiel                                                             Defender el camino de la verdad                  Ser correcto, leal y puntual

Esfuerzo                                                         Adoptar el espíritu de esfuerzo                     Tratar de superarse

Respeto a los demás                                      Honrar los principios de etiqueta.                 Apreciar la etiqueta

Abstenerse de los comportamientos            Evitar la ira impetuosa.                                  Abstenerse de procederes violentos

violentos.

 

El dôjô kun es recitado por el sempai en ceremonias formales. Se realiza después del comando “mokuso, ¡yame!”, en la posición de seiza.