El día 22 de Mayo, el sensei Gustavo A. Reque ha entregado un regalo consistente en un retrato pintado por él mismo, al sensei Jaime Bosch. Ambos se conocieron incluso antes de que comenzaran a practicar Karate,  que fue exactamente  el día dos de Noviembre de 1.976. El sensei Gustavo ha querido explicar en una pequeña ceremonia el concepto de amistad que, según él, debe estar relacionado con una profunda sensación de gratitud: por haber enseñado karate durante mas de 22 años con seriedad, continuidad y con mucho corazón. Contó el sensei, que durante la celebración del 25 aniversario del dojo Zen, el maestro Yosuke Yamashita, después de ver la exhibición del sensei Jaime, se acercó al sensei Gustavo y mirando desde lo fino del oblícuo de sus ojos le dijo a éste: «Jaime, muy fuerte, mucho espíritu». Eso, dijo el sensei Gustavo: «es algo muy raro y un gran honor dicho por el maestro Yamashita».
Muy emocionado el sensei Jaime agradeció el regalo no pudiendo casi articular palabra. En homenaje a las palabras del maestro Yamashita, el sensei Gustavo dijo que desde ahora al sensei Jaime se la llamará en el dojo: SHIN KAN, que quiere decir: ESPIRITU GRANDE Y NOBLE.