KARATE A LOS 75 AÑOS

Entrenamiento con elásticos

Cuando se pasan los 60 años de edad, comienza un descenso de la masa magra muscular. La proteína no es captada eficazmente, como lo hacía durante los años jóvenes. Los haces musculares pierden densidad y esto trae como consecuencia; una disminución de la fuerza contráctil, seguido por una disminución de la velocidad explosiva y , por fin, la aparición de la perdida de la agilidad.

El responsable de este “desastre” es, el descenso de la densidad de las fibras musculares anaeróbicas tipo IIx, que son las más fuertes, rápidas y reactivas. Éstas son las responsables del kime. Descienden en densidad con el paso de los años. Como consecuencia: baja la fuerza muscular, la agilidad y la capacidad de reacción. Es el “regalo” que trae cumplir años.

Sin embargo, fibras aeróbicas tipo I, son las que tardan más tiempo en disminuir. Por eso, la resistencia aeróbica se mantiene durante más años, pero sin posibilidad de acciones donde la velocidad, la agilidad y la capacidad reactiva se soliciten.

La buena noticia es que, podemos retrasar la perdida fisiológica de las fibras tipo IIx. La combinación de: el entrenamiento con elásticos y la nutrición, puede mejorar la eficiencia del movimiento. La evidencia científica ha demostrado que, “la ingesta de proteína durante las dos horas después de entrenar con elásticos (ventana proteínica)”, facilita una mayor captación de proteína.

El karateka añoso, como el que esto escribe, si quiere seguir disfrutando del kime, y seguir sintiendo como todavía podemos mostrar la energía por medio de las katas en karate-do, encontrará un excelente sistema de entrenamiento físico con la combinación de katas – elásticos – nutrición.

La pereza y la falta de ilusión son los enemigos a vencer.