(1 de 8)
Las katas practicadas en karate-do no son solamente un conjunto de movimientos unidos armónicamente para expresar artísticamente una forma de danza ritual marcial, sino que va mucho más lejos de lo que la apariencia externa presenta. Tomaré como ejemplo la kata Bassai Dai de la escuela Shotokan por ser muy representativa y común en otros estilos. El valor interno de esta kata es perfectamente equiparable a la de cualquier otra kata de otro estilo siendo la única diferencia entre ellas las diferentes formas de practicarlas: unas inciden mucho en la respiración, otras en la potencia, otras en la agilidad, la altura, o en la forma de realizar los movimientos…etc., pero todas tienen en común la búsqueda del ki (energía interior), el encuentro del kimai (distancia al centro) y del sanchin (sensación final). Una kata realizada siguendo este patrón es una kata con CONCIENCIA, sin estos elementos no es más que gimnasia.

BASSAI (Patssai en Okinawa) se traduce por: romper o abrir una brecha a través del muro de una fortificación, sin embargo ésta kata tiene un significado alegórico mucho más hondo: inspirar la habilidad para romper cualquier defensa. Veremos cómo el concepto de “romper defensas” no se refiere exclusivamente a la idea de romper algo físico, sino más bien nuestras propias defensas interiores o durezas interiores. Veamos como el auténtico sentido que encierra la práctica de una kata va mucho más lejos y es más profundo que lo que da a entender la traducción literal de la palabra kata : formas.

El maestro Funakoshi, unificador del karate-do moderno, se inspiró más en la filosofía de los maestros primitivos que en la mecánica de los movimientos. La filosofía confucioniana que había recibido por tradición familiar, su educación como profesor de escuela, la relación con el mundo de la poesía y la practica del zen, hicieron que su concepción de las katas se relacione más con las sensaciones internas, la expresión artística y la ética que con el simple movimiento físico, de ahí que repitiera frecuentemente la frase: ken zen itchi (el arte del puño y el zen son unidad).