¿QUÉ ES UN DOJO?

Gustavo A. Reque 8º Dan RFEK

 

  • El lugar donde se practica el Karate–Do se denomina DOJO. Es un lugar donde se entrena el cuerpo y se libera la mente.
  • Según el budismo, “todo lugar es un Dojo”.
  • En el transcurso de una sesión de Karate–Do, se reproducen situaciones similares a las del quehacer diario: miedos, ansiedades, reacciones y hábitos.
  • Podemos decir que en un dojo se reproduce un microcosmos. Es un lugar donde podemos aprender mucho, en poco tiempo, de nosotros mismos, quiénes somos a qué hemos venido…
  • Los conflictos que se producen en el Dojo son como una reproducción teatral de lo que nos sucede en el mundo; vemos un problema, lo analizamos y lo resolvemos y siempre podemos contar con un compañero o con el sensei.
  • La disciplina y la concentración continua fuera del Dojo, por eso decimos “que todo lugar es un Dojo”.
  • El sensei está en el centro de todo. Sensei quiere decir “el que ha vivido antes”, es decir el que ya ha pasado por donde tu estás ahora. Para llegar a ser considerado un sensei has tenido que soportar; dolores, sacrificios, evitar muchas tentaciones que te separan del Karate–Do, respetar las enseñanzas de los senseis mayores, escuchar horas y horas los comentarios acertados y equívocos de los alumnos…
  • El sensei de Karate–Do se parece mucho a un maestro ZEN; nunca busca al alumno y no le impide si se marcha.
  • El sensei ofrece un camino duro y difícil que exige especialmente; elasticidad, fuerza y potencia. El sensei le orienta en ese camino para que el cuerpo del alumno no se rompa y pueda alcanzar la meta que su voluntad permita.
  • En el Dojo se siente “el corazón, la mente y el cuerpo”. Solo entrenando con humildad y respeto se puede alcanzar esa unión.
  • El alumno llegara un día a comprender el verdadero del Karate–Do que no es otro que,  SENTIR EL KI DEL TIEMPO.