La subida al monte de “La Concha” es un ascenso que llevamos realizando en el Gimnasio Zen todos los años, durante el mes de Julio, desde el año 1980.La idea surgió después de subir y pasar la noche en la cima cuando tenía 16 años. En mi memoria quedó grabada esta experiencia que nunca olvidé. Pasados los años, ya como sensei de karate en el Gimnasio Zen de Marbella, se me ocurrió hacer la entrega de cintos negros en la cima de 1215 mt después de dormir la noche en el cero del Lastonar que es el único sitio con 10 grados de inclinación que permite descansar tumbado. Aquellas subidas eran demoledoras y aún peor las bajadas por la “Chorrera” (cascada de piedras sueltas que se ven verticales desde la costa). Los que “sobrevivimos aquellas escaladas sabemos de qué hablo…

Las nuevas generaciones realizan la subida por “el Mirador” ganando la altura con coche hasta los 850 mt, pero la experiencia sigue siendo dura, aventurera y pintoresca. Es algo único recibir un cinturón negro bañados de sudor y con África en el horizonte. Yo no olvidé aquella subida del año 1964 y tampoco lo olvidarán los karatekas que suben actualmente.

Actualmente, ya no podría subir por la ruta de “la Chorrera” –las rodillas acabarían como tomates– por eso es una satisfacción poder seguir subiendo y en esta ocasión realizando las tomas para este video.

Espero que guste el resultado.

Gracias por los dedos y los comentarios, Se agradecen.