UN GRAN MAESTRO SE HA IDO EN EL CAMINO DEL DO

El Maestro YAMASHITA mostró durante toda su vida; cortesía, humildad, respeto, gentileza que son todas las cualidades que adornan a un auténtico karateka. Todos los que llevamos varias décadas en el mundillo del karate-do tenemos alguna anécdota, o epopeya con el Maestro Yamashita. Él tuvo la gentileza de venir al 25 aniversario del Dojo Zen de Marbella donde realizó la kata Kurrurunfa. Al acercarse al punto de inicio, presionó el suelo del tatami con los dedos de los pies y comprobó la dureza. No dijo nada. Este pequeño gesto fue suficiente para que cambiara todo el suelo por otro más duro. Después, Jaime Bosch le invitó a jugar al campo de golf que él dirigía. Estas acciones me indujeron a añadir una sexta frase en nuestro Dojo Kun:
“imita lo mejor de los otros”.
Un especial pésame a la escuela GOJU RYU, por esta enorme pérdida. Todo nuestro respeto y admiración por vuestra escuela y por la partida de vuestro O-Sensei.
Para el Maestro Yamashita, no había escuelas cerradas, todas practicaban Karate que se unían con la palabra –DO.
KARATE–DO.
Su recuerdo hace sentir presión en el corazón, no por dolor, sino por el volumen de todas las cosas que nos ha enseñado.

Es el momento de que todos los karatekas hagamos un silencioso MOKUTO.