Los caracteres que definen el kata UNSU son UN-nube y SHU- mano. La palabra podría interpretarse por “manos de nube”, “manos con las nubes”, “manos como las nubes”, etc… Sin embargo, “manos de nube” es la más aceptada.

Es evidente que este kata proviene de UNSHU de la escuela SHITO-RYU, variando solamente en el ritmo más rápido de la SHOTOKAN y que el salto de 360º no existe en la SHITO-RYU. UNSU es un kata de reciente aparición en la escuela Shotokan, junto con otros katas como Sochin y Gojushiho. Gojushiho y UNSU se introdujeron más tardíamente en el Shotokan de Sensei NAKAYAMA por alumnos de FUNAKOSHI Sensei, probablemente por su hijo YOSHITAKA “GIGO” y Nakayama.

Este kata ha sido muy controvertido desde su aparición en SHOTOKAN. Cuando la vio por primera vez el maestro Funakoshi, lo criticó duramente diciendo que el karateka parecía más un espantapájaros que un karateka. Tampoco gustó el salto acrobático de 360º. La misma impresión tuve yo cuando vi la final de kata no bunkai por equipos del campeonato del mundo (Madrid 2002) cuando el equipo japonés ganó haciendo ejercicios que más parecían un campeonato de gimnasia olímpica, que un torneo de karate, ¡tres piruetas seguidas hacia atrás!.

Dentro de los 26 katas shotokan, el kata UNSU está considerado como el más espectacular y el que requiere una mejor forma física. Por ello, los karatekas que desean complacer al público lo entrenan especialmente. Sin embargo no es frecuente verlo en campeonatos JKA, donde se premia más la sobriedad y la perfección que las acrobacias.

El Kata UNSU contiene muchos movimientos rapidísimos que impiden ver con claridad la limpieza de las técnicas. Es esta la razón por la que este kata es muy criticado, sin embargo no hay otro kata dentro de la escuela SHOTOKAN tan atractivo y espectacular para el ojo del observador no experto en katas. Esta espectacularidad induce a jóvenes karatekas a presentar este kata antes que entrenar otras más elementales y técnicas aunque no por ello, muy bellas, eficaces y en las que la perfección es muy difícil de alcanzar.

LA TORMENTA

Posiblemente el kata UNSU tiene su origen en danzas folclóricas okinawenses. Con un poco de imaginación se puede identificar una tormenta representada por un ritual desarrollado para relacionar al hombre con los elementos ocultos de la naturaleza:

Al inicio del kata los brazos se extienden representando la línea tranquila del horizonte.
Los pasos en NEKO ASHI DACHI se realizan describiendo semicírculos con la punta del pie adelantando que representa una acción que pretende despertar diablos enterrados que harán desatar una tormenta.
Los dedos en punta (GEDDAN IPPON NUKITE) descargan rayos hacia el suelo mientras la tormenta se aproxima.
Por fin llega el viento y sopla poderoso en las cuatro direcciones representado en las paradas y ataques rapidísimos.
Los MAWASHIS desde el suelo son indicativo de rayos que parten del suelo hacia el cielo.
Nueva calma en la tormenta mientras los brazos nuevamente se separan.
Cambio de ritmo intenso con bruscos cambios de dirección norte-sur, la tormenta vuelve a desatarse.
Ya no hay calma en la tormenta hasta el final cuando un gran tornado explota, es el salto de 360º.
Por fin se produce un último trueno en la acción sorprendente de giro en 180º y en ZENKUTSU DACHI AGE UKE y por fin llega la calma.

Posiblemente esta descripción artístico-esotérica ha permitido a este kata llegar hasta nuestros días con gran fuerza. Te animo, a ti practicante de katas serio, a realizar esta forma buscando el sentido oculto de los movimientos, verás como cambia radicalmente las emociones que normalmente produce la simple realización técnica. Podrás sentir dentro de ti la lluvia, la tormenta, los rayos o las olas. Entrarás en una nueva dimensión donde la técnica no es más que un simple elemento que te permite transportar la mente a regiones internas donde la fantasía transforma las 48 acciones gimnásticas de este kata en algo que no pertenece al mundo deportivo, si no que transciende a un plano imaginativo en el que lo que sientes es lo único que importa.

Unsu, no solo es un kata espectacular que precisa un alto grado de preparación física, solo con ese factor ya sería la joya de la corona, sino que su BUNKA-KUMITE admite una variedad enorme de movimientos que demuestran que es un kata muy “artística”. 5 minutos y 30 segundos duró el bunkai kumite de este kata para el examen de 5º Dan, un tiempo “larguísimo” que solo se puede rellenar con una buena preparación física y altas dosis de creatividad.

Gustavo A. Reque Cereijo